Casa De Agatha Ruiz Dela Prada

Fué un año muy enternecedora. De adelante y reverso diferentes, una cara de color rojo con un huevo frito en el centro y el revés en liso de color naranja. Otro de los rincones mucho más llamativos, el favorito de Cósima Ramírez, es una escalera de servicio en caracol que fué completamente pintada en rojo y rosa y que genera un efecto psicodélico.

El fucsia es uno de los colores que más identifican a Ágatha y por ello debía estar muy que se encuentra en la casa. En el salón, se destaca especialmente, siendo una de las estancias más llamativas y coloridas del hogar. Amplio y con muebles peculiares, la diseñadora pasa largos ratos junto a sus perros. Funda de color blanco con estampado de triangulos de varios colores. Funda de color blanco con estampado de escamas con iconos multicolor. Estampado de triangulos de diferentes colores sobre un fondo blanco.

casa de agatha ruiz dela prada

Funda de cojin con cremallera invisible, dralon digital 100% acrilico con teflon gr/m2. Estampado de sombrillas multicolores, el forntal y el reverso son iguales. Estampado de timones de varios colores, el forntal y el reverso son iguales.

Agatha Ruiz De La Prada Nos Comenta Cuál Es Su Mueble Favorito De Casa

Entre las piezas moderna que tiene en su hogar están obras del pintor y escultor alemán Peter Zimmermann o de la artista de Japón Yayoi Kusama. Su dormitorio también responde a su fiel y característico estilo. El cabecero está diseñado por ella con su peculiar corazón a juego con las mesillas. Cuadros, láminas, fotografías… agregan más color a las distintas estancias. Fondo de color azul y balones de colores.

El suelo combina rayas en tonos azules con otras verdes; y la pared rayas amarillas con otras blancas. Una combinación extraña, pero que la diseñadora consiguió encajar. La chimenea era de mármol negro, pero Ágatha ha amado pintarla en dorado, igual que la del salón primordial. Asimismo observamos un enorme sillón verde, múltiples pufs y sillones de tonos variados de Julian Opie y Donald Baecher.

Y finalmente, la terraza, tesoro indiscutible del confinamiento. La vivienda cuenta con una terraza con apariencia de L que bordea el esquinazo terminado de la fachada y que Agatha decoró igual que el resto de la casa con su sello personal. Una estantería llevada a cabo conforme bordea la estancia en la que resaltan, además de cientos y cientos de libros, 4 cuadros de Mark Dagley.

En La Última Reforma Pintó Los Suelos Y Las Paredes De Colores

Estos son todos y cada uno de los datos y requisitos de una escapada a todo color. Tal y como nos confiesa en su última entrevista a ¡HOLA! Ya en sus memorias, Mi historia, que sale a la venta este próximo 23 de noviembre, la diseñadora señala sus características por todo el planeta. “Acabo de alquilar la de Milán y prosigo teniendo la de París. Tuve una en el Soho de Nueva York y la de Londres se la quedó “el innombrable”.

casa de agatha ruiz dela prada

El cuarto, que en la actualidad pertenece a Tristán Ramírez, como salón de estar está pintada en rayas verticales gruesas que alternan el blanco y un amarillo vivo. El suelo, por contra, combina grandes listas en azul y verde. La chimenea, original en mármol negro, ha sido pintada en dorado, como la del salón principal. En el espacio se acumulan además de esto un sillón verde, comprado a medias entre madre e hijo, varios pufs y sillones en tonos variados y obras de Julian Opie y Donald Baecher.

“Madrid fue la ciudad donde empecé a trabajar durante los fogosos años de La Movida Madrileña en los que todos deseábamos ser famosos y comernos el planeta. ¡Quisiera que aquellos que gocen de nuestra localidad y de este hospedaje agathizado logren vibrar como yo”, asegura Agatha Ruiz de la Prada. ●Una bienvenida virtual de la mismísima Agatha Ruiz de la Prada, anfitriona y diseñadora del colorido apartamento, decorado con muebles y complementos de su compilación personal. Airbnb da una estancia de 2 noches para este puente de diciembre a un precio irreproducible en un apartamento madrileño decorado por la diseñadora Agatha Ruiz de la Prada.

casa de agatha ruiz dela prada

En el ático del paseo de la Castellana vivo desde el año 1998. La de Mallorca reserva una historia segrega para guardarla en una casa de música y la finca de Madrid, es mi paraíso y el de mis perros”, explica . Cortinas de algodón 100% estampado rayas verticales de colores, medidas 140×260.

Puede recibir una comisión. Lee aquí nuestra política de afiliación. «En este momento estoy más libre y hago otras cosas. Ahora todo me divierte, como que vibro mucho más con las cosas.

Sobre la cómoda Luis XVI del salón de su ático madrileño, la diseñadora puso estatuas tribales de Camerún y flechas firmadas por Xavier Civera. Una combinación que marcha y que denota que su dueña no tiene temor a la mezcla, claro reflejo de su personalidad. “Me gusta bastante ver las casas de otra gente. Te imaginas qué hacen, qué no hacen, sus vidas…. Ahora desde que tenía cuatro años, cuando entraba en otras casas preguntaba si podía verlas”, afirma esta apasionada del arte. “También tengo una obra de Sol LeWitt en otra casa que me encanta.

Y es que la diseñadora dió su toque particular también a esta estancia, optando por ocho pequeños pupitres con sillas a juego en lugar de poner una enorme mesa central. Hablamos de un espacio que asimismo tiene las rayas diagonales que podemos encontrar en el salón. El blanco asimismo está muy presente, dejando el protagonismo al resto de colores del sitio. En el fondo observamos una librería repleta de libros y pequeños cuadros, entre las paredes mucho más características del comedor.