Casa De Los Espejos Cadiz

En otro del costado está una consola imperio sobre la que apoya dos furias de grés en tonos verdosos y en sus laterales una pareja de moriscos lampareros venecianos del siglo XVIII. Una pareja de espejos de cerámica de Bassano, efectuado en concha y coral y diseñado por su propietario, ornamenta uno de sus espacios. Muy cerca, en el convento de San Francisco, estuvo el enigmático hombre pez que recogieron unos pescadores en sus redes en 1679 y que fue llevado a este recinto sagrado para conjurarlo por si acaso tuviera “algún espíritu malvado”. La ruta concluirá en la famosa como Casa de los Espejos, en la Alameda Apodaca, relacionada con el alucinante relato de una niña que se hace aparición en los espejos que adornan el patio. En la tercera planta de la Diputación en Cádiz hay un fantasma que hace de las suyas, lo mismo que otro en el último piso de la Escuela de Artes y Oficios, el edificio que está pared con pared al museo arqueológico.

Por algo es el creador de tres entregas de Cádiz oculto , una sucesión de libros en los que desgrana historias para no reposar que fué compendiando, tras una extendida documentación, por varios pueblos de la provincia gaditana, pero más que nada en Cádiz capital. Habían gaditanos que llevaban a sus hijos a la cita de las sirenas para que los embrujara, era todo felicidad, hasta que un día de 1985 un malvado brujo mató a entre las 2 sirenas. Pasaron unos años y el brujo no contento con el daño causado a los gaditanos, logra causar más dolor envenenando a la segunda sirena. Un noble caballero que según cuentan amaba a las sirenas, logró arrebatar de las manos del brujo una poción, pero ya era tarde y la sirena quedó malherida.

Podía contemplarse la escena del crimen y su hija comunicándole a su padre que fue su madre quien la mató. Pero no tuvo más antídoto que decir la verdad mientras que lloraba, por el hecho de que según ella se encontraba muy arrepentida. La ‘Casa de los espéculos’ se encuentra dentro de las mayores leyendas ubicadas en Cádiz, donde se han producido múltiples fenómenos extraños relacionados con espíritus. Hay pocos gaditanos que no conozcan la edificación y las leyendas que se cuentan sobre la ‘Casa de los espejos’. Sin ningún género de dudas, esta supuesta “casa encantada” es, junto con la ‘Casa cuna’, las estandartes de la ciudad más importante gaditana en cuestión de fantasmas. Serrano Cueto termina de inaugurar la Casa del Terror y lo Fabuloso Cádiz Oculto, un proyecto que transporta más de un año mejorando y que está designado a transformarse en un aliciente original dentro de la oferta turística de la región.

casa de los espejos cadiz

Desde entonces muchos gaditanos se fueron de Cádiz por melancolía, otros andan por la ciudad con la mirada perdida aguardando el regreso de sus dos sirenas. No se conoce de qué forma fue realmente, pero según la leyenda, la mujer del almirante y madre de la niña, atrajo muchos celos que envenenó a la niña mientras que su marido se encontraba en uno de sus viajes. La historia de historia legendaria nos cuenta como el padre, cada vez que partía de casa y recorría el planeta, gustaba de llevar ese recuerdo tan especial a su hija; el hombre sentía veneración por aquella pequeña y al ser hija única la permitía.

Cádiz Registra Un 11,29% Menos De Incendios En Vivienda Durante 2022

Salió en el Diario una entrevista con el dueño de la casa y decía que no le dejaban reposar, hasta el momento en que el Municipio le pintó la fachada y se terminó la corta historia. En el número 14 de la plaza De Mina se cuenta de hace ahora varios años la presencia de la aparición de un fraile entre 2 pisos de esa propiedad y por eso a la gente no le hacía mucha felicidad pasar por ahí. Asimismo se añade que este era un bulo levantado por un individuo interesada en obtener la vivienda a buen precio. La chica enfermó y murió al poco tiempo sin que su padre se pudiese despedir de ella, cuando llegó a puerto y fue informado de la terrible novedad corrió a su casa donde su esposa, con falso dolor, le dijo que murió a causa de una inesperada enfermedad. Pero la «madre» no veía aquella pasión con positivos puntos de vistas y conforme la joven crecía y se hacía más bella los celos de la primera crecían cada vez más al punto de ver a la joven como una rival y comenzar a odiar cada cosa que hacia.

Vivían en una casa grande de la ciudad, él era un viejo capitán de barco que solía pasar largas temporadas fuera de su hogar donde le aguardaba su familia. Con ese afán siempre intentaba llevarle un regalo de cada puerto donde estaba y el preferido siempre y en todo momento era un espéculo. Unas viejas vitrinas de la vivienda han sido tuneada por Eduardo Vaquerizo en color coral, en la que contiene dentro suyo una colección de cerámicas blancas de Bassano, de los siglos XVIII y XIX.

Aquella casa, en la parte vieja de Cádiz, en la zona de Alameda Apodaca y cerca del monumento a Comillas está ubicada, con sus tres plantas, deliciosa arquitectura, interior sorprendente y una historia que es más sorprendente aún. Una vivienda rediseñada que espera que alguien se atreva a dar la vida a sus paredes con el peso que le da una leyenda y que se afirme de ella que «está encantada». En la salón de estar sus paredes están rodeadas con el papel original pintado de Zuber de Indostán, fechado en 1812, y presidido por maravillosas vistas de la Bahía, realizando del rincón descrito, entre los mucho más originales de la casa. En esta misma habitación está un original oratorio sobre un altar de campaña, en el que resalta un boceto de la Virgen del Refugio del pintor Riemayer junto a un retrato del marqués de Valdeíñigo. La tapicería elegida es asimismo de Nina Campbell, la cual combina con la tela de chenilla en tonos azules de Chanel de la mesa camilla.

Espantosa Aparición En La Carretera De Cádiz A San Fernando

Entre sus varios cuadros se encuentra un retrato de uno de los propietarios de la casa realizado por Ángel Pantoja y una pintura colonial del siglo XVIII que representa a un antepasado de entre los dueños. Entre los muebles que ornamenta este rincón, resaltamos un antiguo escritorio estilo Carlos IV en raíz y ébano, junto una mesa de centro estilo Napoleón III procedente del antiguo palacio de Orleáns de Sanlúcar de Barrameda. Manolo Morales, después de vivir en distintas países, hace unos años descubrió Cádiz y realizó el emprendimiento de restauración de la Bella Oculta, una de las casas más emblemáticas del centro histórico.

Y no quiero decir que que aseguren que su presencia es verdadera, porque no lo saben, pero siempre charlan de que un amigo, un abuelo o una madre, vieron a un familiar ya fallecido. Hay muchos indicios de que el fenómeno en Cádiz es verdadera por estos pagos, casi todos tienen algún familiar que vió “algo” fuera de lo común. Naturalmente algunos son mucho más reservados y no lo cuentan, mientras que otros se lanzan a narrar lo que vieron.

Y con la pandemia tenía necesidad de ver el mar, con lo que adquirió una vivienda con vistas al océano. Muy pronto la Casa del Terror y lo Fantástico Cádiz Oculto va a poner también en marcha 2 sendas por la ciudad que recorrerán los lugares mucho más significativos de la historia oscura de la ciudad más importante gaditana. El primer paseo se empezará en el consistorio gaditano, dónde algunos miembros del personal de mantenimiento aseguran escuchar tintineo de llaves, que se acompaña por los efluvios de un penetrante olor a perfume de hombre, cuando están solos. En los momentos fallecidos de su trabajo este guarda jurado se entretenía con un piano que ahí había, mas cuando salía a atender a alguien que llegaba, siempre le cerraban la tapa del piano. Las Bóvedas de San Roque fueron en los años cincuenta del pasado siglo, casa de recogida de niños abandonados regentada por monjas llamada Casa del Niño Jesús Pobre. Del periodo de tiempo y mal trago el almacena jurado guarda como oro en paño una estampa de Santa Marta que ahí encontró, librándole esta de lo irreconocible e inevitable malos ratos.

casa de los espejos cadiz

En verdad, en estos primeros días, ya son numerosos los grupos que se animaron a visitar este espacio, que su promotor define como un centro “de interpretación de los misterios y leyendas de Cádiz”. Una ciudad como Cádiz, cargada de Historia, que de vieja chochea, está repleta de mil historias y no poco menos leyendas, sin faltar naturalmente las llamadas de fantasmas o de aparecidos. Por poner un ejemplo la de la conocida Casa Pinillos o el muy renombrado espectro de los baños Mora, y ni que decir los sustos llevados por el profesorado en la Facultad en el antiguo hospital donde se mencionó que había un niño juguetón haciendo mil travesuras. A lo largo delos años fueron varios los que quisieron entrar en ella, buscar los espejos, conocer sus fantasmas e hicieron que la leyenda se agrandara aún más. En esa leyenda diríase que quién entre en la casa y halle el espejo preferido de la pequeña, al observarlo, va a poder ver situaciones de otro tiempo o como una joven bella se refleja en él, es la cara fantasmal de la envenenada que te llama desde el «mucho más allí».

Casa Del Terror Y Lo Fantástico: El Lado Oscuro De La Luminosa Cádiz

En este lugar, según cuenta la historia de historia legendaria, había una monja que a lo largo de sus años como sierva de Dios, empleaba gran parte de su tiempo en visitar a los enfermos plataformas que se encontraban en el hospital Puerta del Mar, para procurar calmar sus agonías. En un instante determinado se quedó sin empleo, agobiada acudió en pos de ayuda económica al hospital donde muchos días había ido para ofrecer consuelo a esos seres humanos que estaban sufriendo en sus últimos días de vida. No se podría asegurar o denegar que lo que cuentan sea verdad o mentira, lo que sí es verdad es que el planeta de los espíritus está presente entre todos los gaditanos.

No era raro entonces ver a esos gaditanos embrujados al amanecer reuniéndose para ir a su cita diaria con las sirenas,y por la tarde ofrecer un recorrido por la Plaza De Mina al fresquito, mas luego ir a la Plaza Pinto a comerse una caballita. Cuando llegaba la navidad esos gaditanos y gaditanas hacían las exquisiteces de sus hijos con regalos y risas. Mas una vez que ella comenzó como usada del hospital, las cosas se torcieron bastante, la amable y simpática monja ya no parecía ser exactamente la misma de antes.

Síguenos En Redes Sociales

Pero si hay un lugar que acojona a los gaditanos y los mucho más valientes no dicen ni pio, es lo que pasa en las Bóvedas de San Roque, en la Fortificación de Puerta de Tierra. Sé de primera fuente, por saber yo a un guarda jurado, no muy dado a miedos y mucho más “palmas”, que estuvo haciendo un trabajo en el sitio, las cosas “extrañas” que le sucedieron, aparte de las que vio. Un frío helado recorrió la espalda de don Luis quien ignoraba la desaparición de su amigo; Seguramente vino a despedirse de él, ya que lo acompañó en amena conversación desde el muelle hasta San José. Al darse cuenta de la noticia, don Luis buscó afanosamente al compadre Pedro, pero este había desaparecido. En el momento en que entraron había un cuadro de un payaso con la palma de la mano abierta, era realmente bonito conque eligieron dejarlo.