En Qué Mes Se Podan Los Árboles Frutales

Para lograrlo, vamos a deber tomar en consideración antes de la poda cuántas yemas de flor y madera contamos y, por consiguiente, actuaremos consecuentemente intentando encontrar el equilibrio. La situación de una improductiva rama vertical puede cambiarse guiándola a una situación más horizontal, lo que reducirá su ritmo de desarrollo y promoverá la formación de yemas de flor y frutos. Para lograr recoger un fruto saludable y de desempeño de nuestros árboles frutales, la poda es imprescindible. La poda que realizaremos en invierno es fundamental para conseguir una aceptable cosecha. De esta manera puedes observar qué ramas mueren mucho más veloz y no recortar las ramas incorrectas.

En el verano suele llevarse a cabo la llamada “poda verde”, cuya finalidad principal es remover los brotes que tienen un exceso de vigor, a los que lleva por nombre chupones. Frecuenta darse en dos veces, tanto en el mes de junio como en el mes de julio. La idea primordial es generar una estructura de ramas abierta que vaya desarrollándose a lo ancho, eliminando ramas verticales que producirán mucho más madera que fruto, restando al árbol el vigor preciso. La poda y los procesos para guiar a los frutales deben efectuarse desde el mismo momento de la plantación.

Pues en el final esa una parte de la rama se irá secando, y al intentar el árbol recobrarla, perderá fuerza. Las heridas que queden en la superficie del árbol deben cubrirse con sulfato de cobre.

¿cuándo Podar Un Árbol Frutal?

Tras producir las flores y de que recojamos la fruta, hay que conservarlas en tanto que garantizan la fructificación anual. El propósito reside en obtener frutos de calidad, por lo que se trata de una poda que se requiere para evitar que haya muchos frutos pequeños de poca calidad pero, si podamos exageradamente, la producción de fruta puede ser nula. Por este motivo, hay que buscar el equilibrio entre desarrollo y fructificación. La poda de árboles frutales difiere, en buena medida, del resto de podas que desarrollaremos en el jardín.

Su copa y el volumen que ocupa es bastante grande para el cliente con lo que es requisito utilizar técnicas mucho más violentas como el terciado o el desmochado. Nuestra recomendación es no recurrir a esta clase de métodos de poda y acudir cuanto antes a un profesional que se encargue de estudiar todos los inconvenientes relacionados con el árbol. Ten en cuenta que dejas la copa del árbol abierta a fin de que la luz del sol logre atravesarla. Los árboles mucho más jóvenes se pueden podar de forma más generosa que los mucho más viejos, aunque es requisito entresacarlos de manera regular. Si necesitas sacar una rama grande, hazlo por etapas para eludir dañar la corteza o causar desgarros descuidados en la madera.

Todo Lo Que Necesitas Entender Sobre La Poda De Árboles Frutales

Así se ayudará a que las ramas mucho más jóvenes reciban mucho más energía y den frutos de mayor calidad. Es decir, el objetivo de esta poda es actualizar el árbol de cara a las próximas cosechas. La peor temporada para podar tu árbol frutal es el otoño o el principio de invierno, porque las cicatrices quedarían expuestas demasiado tiempo, favoreciendo asaltos de hongos y sufriendo daños por las heladas. Si deseamos reducir el vigor de un determinado frutal bastante vigoroso, debemos podarlo de principios a mediados de agosto. Para obtener frutos de calidad, vamos a retirar las hojas que sombrean el fruto.

La mejor temporada para podar árboles es, unánimemente, otoño y también invierno. Esa época del año es la idónea para que podes tus árboles por el hecho de que va a ser cuando se hallen con menos hojas , lo que posibilita mucho la tarea de poda. Una tijera de poda afilada o una minisierra de jardín son idóneas para podar árboles frutales. Los árboles frutales en forma de columna o en espaldera son bellos árboles que han sido formados esmeradamente para que adopten formas angostas y que incluso pueden medrar en macetas en un pequeño balcón. Su capacitación compacta requiere poquísimo espacio, pero puede producir mucha fruta. La mayoría de estas variedades solo necesitan algo de recorte de mantenimiento, si bien tienen la posibilidad de beneficiarse de una poda más exhaustiva si tienen brotes laterales largos.

Nuestro equipo de expertos conseguirá ofrecer la manera deseada al unísono que prepararán al árbol para dar frutos de primera calidad. También puedes hacer una pequeña poda a lo largo del verano y principios del otoño para favorecer la aparición de ramas laterales más vigorosas y que tengan yemas de flor. Y si lo que deseas es reducir el vigor de un árbol porque se ha desarrollado demasiado, puedes realizar una poda en el mes de agosto. Si deseas promover su desarrollo, habitúa a podar estos árboles frutales a lo largo de los meses más fríos. Es entonces cuando el árbol pasa a una etapa inactiva y devuelve los nutrientes a las raíces, preparados para liberarse en el momento en que la temporada de cultivo empieze nuevamente.

Una herramienta correcta debe facilitarte el trabajo y no dañar el frutal. Las tijeras de poda de alta calidad cortarán las ramas de forma limpia, sin causar daños que puedan provocar anomalías de la salud. Si tienes varios árboles que proteger, nuestra minisierra GTA 26 es ideal y te ayudará a hacer el trabajo de forma rápida. En el caso de los árboles que nos ocupan, los frutales, la mejor época para hacerlo siempre es tras ese periodo de reposo que pasan los árboles, es decir, tras el invierno. Concretamente, en los meses de febrero y primeros de marzo ha de llevarse a cabo la poda ya que es el instante en que la savia sube y empieza a hinchar las yemas, generando nuevos brotes. En resumen, la poda de los árboles frutales no es sencilla, pero si tienes claro el propósito y que lo esencial es hallar la estabilidad entre desarrollo y producción, conseguirás gozar de sus frutos.

Luego, puedes podarlo una segunda vez en septiembre a fin de que la planta entre bien en el invierno. Cerciórate de que las ramas de un árbol frutal estén en un ángulo de 45 a 90 grados. Con este tipo de hortensias solo tienes que recortar las flores viejas. No tienes que cortar toda la rama porque entonces no florecerá esta primavera.

Cuándo Podar Los Árboles Frutales

Podar árboles frutales tiene sus diferencias respecto a la poda de los árboles convencionales del jardín. Por esto, deberemos buscar la estabilidad exacto entre crecimiento y producción. Otro período en el que podemos podar el frutal es durante el verano y el otoño.