Rustico Decoracion Casas De Pueblo

El atractivo de la decoración de esta casa de pueblo rústica es llevar al interior. Muebles que podrían estar de manera perfecta en el patio y mezclarlos con la piedra de las paredes y una alacena en madera decapada. En el interior de esta casita rústica, se destaca el color blanco que concede luminosidad y se mezcla con el gris azulado que actualiza el estilo. Los detalles en fibra en la lámpara y en los taburetes que se componen como mesa de centro son el toque natural perfecto. Bajo unas vigas restauradas y reaprovechando los muebles como librerías, armarios de cocina o aparadores de comedor, solo te falta colorear tus paredes del color que más te seduzca. ¡Olvídate de los habituales de una casa de pueblo!

En todos y cada uno de los casos se trata de pino, pero para ofrecerle un extra de calidez se tiñó en un tono castaño, más rojizo. En pleno Vall d\’Aran, esta cabaña con vistas privilegiadas se decora con la madera original, una increíble chimenea y textiles y colores que caldean cada rincón. Nos quedamos con la chimenea exenta que divide dos zonas de estar.

Actualiza El Exterior

Su extenso recibidor transporta el suelo de este material tan rústico y tan práctico a la vez. Nos gustan mucho las láminas de botánica y el banco, tal como el aparador esquinero de estilo provenzal. Aprovecha la doble altura para hacer un encontronazo con una lámpara de colosal tamaño, como esta que escogió el diseñador Jorge Vázquez en su casa de campo en Galicia. Se habla una lámpara en forma de candelabro en versión actual y resulta impecable al lado de las paredes de piedra gallega y los techos en blanco –que dan iluminación–. ¿Tienes una vivienda rústica en un pueblo? ¿Te gustaría hallar ciertas ideas para reformarla?

La manta es de Matèria y el cojín es de Gancedo. Si tienes un patio o un terreno, no lo vaciles y edifica una alberca, un pequeño alivio a las altas temperaturas del verano que, además aportará bastante encanto al exterior. De esta manera lo logró en su casa de Extremadura el paisajista Jesús Moraime.

La señal de identidad de esta casa en la nieve son las ventanas y tragaluces abiertos en la cubierta teñida de blanco. De este modo dejan que el sol entre en este salón y, al lado de los textiles, crean un ámbito acogedor y caluroso. De estilo rústico, la facilidad y funcionalidad priman en esta casa donde se han rentabilizado los metros eliminando tabiques innecesarios. El salón comparte espacio con el comedor, adosado a una ventana, y la cocina, muy pequeña y acotada merced a un cerramiento de cristal.

Si no tienes la posibilidad, opta por placas que imitan este acabado. El resultado va a ser como el de este perfecto comedor, plus agradable, al que se aúna el techo revestido en madera. Para rebajar la presencia de una pared de piedra, contrástala con otros elementos arquitectónicos, como suelo y techo, en colores claros. En este viejo molino nuevo, la interiorista Marie-Laure Helmkampf diseñó una chimenea sencilla y en blanco que capacidad la altura del techo y equilibra las paredes de piedra del resto de la estancia. Como en el hotel Caserío de Aldeallana, una vivienda de pueblo puramente castellana que fué reinterpretada por Isabel López Quesada, especialista en darle alma a las casas de campo.

Las Mejores Ideas Para Personalizar Tu Casa En Estilo Rústico Cozy Pero Con Un Toque Moderno

Mesa y aparador diseño de las decoradoras Ester Prat y Betina Askanazy, sillas de mombre de La Bisbal pintadas por. Cómoda y papel pintado de Laura Ashley en Federica. Casa rehabilitada por la arquitecta Mar Marcos. Hamacas y mesa de TEodoro, banco en La Maison y cesto de Muy Bastante. Muebles de cocina diseño de Jean Pierre Martel, taburetes y lámparas en Adrew Martin y suelo de microcemento.

Ahora es suya y con una reforma que duró tres años está ya lista para vivir gracias al trabajo de Lara Vallés, de Space Stage, interiorista y propietaria de esta cabaña. Sofá modelo Hypnos con tela Aqua Clean, butaca en A Loja do Gato Preto, mesa de centro en Luderna Design y alfombra de Zara Home. En el baño de esta casa en Mallorca desarrollada por Bloomint Design, se ha combinado un suelo de cantos rodados con azulejos con patrones modernos y un lavatorio suspendido de líneas rectas. Una iniciativa del interiorista Alfonso Merry del Val y su equipo.

Una Cocina Campestre Con Color

Aparecen algunas piezas de diseño más actual y la madera todavía es personaje principal. Los muebles antiguos y con pátinas y las flores por todas partes le dan ese aire a campiña que tan bien encaja con el rústico. Menudo vergel hay montado en el dormitorio. Revela esta casa al terminado y enamórate. Mesas con ruedas de aire industrial, hierro, obras de arte, una chimenea de líneas minimalistas… Marta Tobella, de Sacum, se ocupó de la decoración y de dar contestación a la idea de los dueños, “que no querían un refugio únicamente invernal”, cuenta.

rustico decoracion casas de pueblo

Esta comedor junto a la cocina previo es una enorme mezcla de materiales. Los muebles y las ventanas con marcos de madera mezclan de forma ideal con la piedra del arco y el marco de la entrada a la cocina. Algo fundamental para llenar el estilo rústico son las vigas de madera en el techo. En este caso, se eligió por cubrirlo de tablones de madera sobre los que se ponen las vigas, todo pintado de blanco para acompañar mucho más al color de las paredes y hacer una continuidad de espacios. Estudia con el arquitecto aquellos murosn o paredes donde logres abrir vanos y enmárcalos con vigas de madera para darles un aire rústico.

Casa De Pueblo

En el fondo, el busto pintado en fucsia añade un guiño de humor. Solo tienes que marcar una línea con cinta de carrocero y pintar la parte de abajo de un color profundo. Elige exactamente el mismo que el suelo y el resultado sería insuperable. En la imagen, un emprendimiento de Casa Josephine con esta idea original para colorear las paredes. Las casas de los pueblos suelen tener paredes muy anchas.

Todos Y Cada Uno De Los Muebles Son De Molucas

Si quieres aprovechar los elementos que ya tienes ¡no lo cambies! Además de esto, seguro que le va a dar bastante carácter. Esta casa siempre está llena de gente y en la cocina todo es vida. Aquí se cocina con el aceite que recogen en exactamente la misma finca, se desarrollan turrones y se hacen ramilletes de hierbaluisa para regalar a los amigos. Es una vivienda muy vivida y verdaderamente increíble.