Sabías Que Las Plantas También Se Comen

El nitrógeno extraído de los animales enriquece su dieta y las asiste para medrar mejor. Como resulta lógico, la planta no sabe qué insecto se aproxima a sus trampas de caza. Y, al igual que hacemos los humanos cuando nos proponemos cómo atraer insectos polinizadores al jardín, las plantas carnívoras hacen que sus flores sean sumamente interesantes para ellos. De ahí que, muchas de ellas han creado un mecanismo para eludir cazar el insecto que no toca. Haciendo crecer su tallo floralhasta sostenerlo separado de la zona de trampas.

Carlos Linneo, el gran naturalista sueco del siglo XVII que ideó nuestro sistema de clasificar a los seres vivos, se rebelaba ante la iniciativa de su existencia. El hecho de que una atrapamoscas devorara realmente insectos era para él «contrario al orden de la naturaleza establecido por Dios». Llegó a la conclusión de que las plantas sólo atrapaban insectos por incidente, y que en cuanto el infeliz insecto dejase de forcejear, sin lugar a dudas la planta abriría las hojas y lo dejaría libre. Parcialmente sumergida en las turberas y bancos de arena del sudeste estadounidense, esta clase de planta jarro devora artrópodos, hormigas y babosas. Las presas se ven atraídas por el néctar del interior de la «capucha» y por la luz que brilla por medio de una retícula de «ventanas».

Quizá sea una buena noticia para las moscas, pero es una gran pérdida para todos los que nos maravillamos frente a la sin limites aptitud de inventiva de la evolución. En varios casos es viable seguir la evolución de las plantas carnívoras complejas desde otras mucho más sencillos. Al parecer, las atrapamoscas han creado una versión mucho más evolucionada de ese tipo de trampa, con las hojas transformadas en cepo. Comparando el ADN de las plantas carnívoras con el de otras especies, los científicos descubrieron que evolucionaron de manera sin dependencia cuando menos en seis ocasiones. Algunas plantas carnívoras que semejan casi idénticas tienen un parentesco lejano. Los dos géneros de plantas jarro (el género tropical Nepenthes y el género Sarracenia, de América del Norte) presentan hojas en forma de jarra y emplean exactamente la misma estrategia para atrapar presas.

Listado De Flores Comestibles

Ahora solo te falta seleccionar qué plantas deseas tener en casa. Descubre estas 50 plantas y sus beneficios y decídete con cuáles te quedas. Cuando tienes plantas en el hogar la humedad está equilibrada y alcanzan que no haya sequedad en el ambiente. El perfume de ciertas flores embriaga y hace que toda la vivienda huela bien.

Asimismo se puede detectar por su poca frondosidad, con escasas hojas dentadas que se unen a la base para la recolección de agua. Debes saber que su floración es de color rosa y con apariencia de cabezales cónicos, como se ve en la imagen. Es un hecho comprobado que las plantas silvestres son más frecuentes que las que se usan para la agricultura.

El mercado negro de plantas carnívoras exóticas es tan activo que los botánicos tienen que guardar en misterio la localización de ciertas especies raras. En Carolina del Norte se arrancan ilegalmente miles de atrapamoscas que se venden en puestos de carretera. Pero aun si fuera viable parar la recolección ilegal de plantas carnívoras , éstas seguirían expuestas a numerosas amenazas. Su hábitat desaparece, para ser sustituido por centros comerciales y casas. Además de esto, el control de los incendios deja a otras plantas crecer de forma rápida y mover a las atrapamoscas.

La Mayor Parte Respeta A Los Insectos Polinizadores, Entre Las Curiosidades De Las Plantas Carnívoras Más Singulares

En el reino de las plantas carnívoras, dice William McLaughlin, conservador del Jardín Botánico estadounidense, «algunos insectos mueren si bien no lleguen a ser digeridos». Aunque la imagen que disponemos en cabeza es la clásica «mandíbula» vegetal que se cierra, las plantas carnívoras tienen otros muchos mecanismos de caza. Y, lejos de ser evidentes, lo es cierto que la evolución ha puesto mucho talento en todas y cada una de ellas. Esencialmente, con la meta de coger despistados a los insectos que se acercan. Vejigas succionadoras, cavidades que atrapan o gotas de falso rocío pegajosas son ciertas de ellas. Al igual que otras muchas, las plantas carnívoras necesitan a los polinizadores.

Gastronómicamente se aprovechan sus pequeñas hojas y hay que recogerlas para consumir antes que florezcan. Botánicamente no tienen nada que ver con las espinacas, aunque su gusto sí nos puede rememorar a ellas. Las collejas se tienen la posibilidad de utilizar para hacer tortillas y asimismo se pueden hervir como cualquier verdura e inclusive usarlas en ensaladas. Esta clase fanerógama de las boragináceas se reconoce de forma fácil por su diminutos pelos urticantes en el tallo y el follaje. Sus flores son de 5 pétalos con forma de triangulo y de color azul. Esta planta es cuyo orígen es conjunto de naciones africano, pero se ha diseminado por todo el planeta, encontrándose inclusive en Sudamérica.

La utilización de las modernas prácticas agrícolas, el empleo de herbicidas y el laboreo profundo son ciertas causas que han hecho que esta especie hoy en día sea menos abundante. Que habitualmente utilizamos, como garbanzos, judías y guisantes, el contenido de proteínas de sus semillas es de precisamente el 20%, y llega hasta el 25% en lentejas y habas. Pero, en algunas semillas de leguminosas este contenido proteico puede rondar el 35% y ser de alta calidad nutricional, como en la habitual soja, o alcanzar un sorprendente 50%, como ocurre en varias especies de altramuz. Por si esto fuera poco, en ambos casos nos proporcionan un 20-25% de aceite comible. Las plantas son muy buenas para esas personas que tienen un círculo popular achicado, sobre todo a personas mayores que salen poco de casa.

sabías que las plantas también se comen

El interior está revestido de unos pelos orientados hacia abajo, similares a agujas, que previenen la retirada del insecto y lo dirigen hacia las profundidades ácidas de la planta. Un aspecto entre las curiosidades de las plantas carnívoras que las acerca todavía mucho más a lo terrenal. Exactamente la misma otras plantas de procedencia tropical, esta familia botánica vive un parón vegetativo en los meses de invierno. Aunque su comportamiento varía según la especie, suelen deshacerse de sus hojas para rebrotar con la llegada de la primavera.

Asimismo puedes tener en consideración su altura, que va desde los 30 a los 50 cm y su rizoma de color amarillo. Si prestas atención a sus hojas apreciarás que son dentadas y de color verde. Su floración espigada es color verde claro con decoloraciones blancas. Si deseas más información sobre esta planta silvestre comestible, no dudes en preguntar este otro articulo sobre Cuáles son los resultados positivos de la menta.

Las dróseras envuelven a sus víctimas en un abrazo de pegajosos tentáculos. En lagunas y torrentes medran las utricularias, que sorben a sus presas como aspiradoras subacuáticas. Es simple de detectar por el gusto ácido de sus hojas, las cuales pueden comerse crudas o cocidas, exactamente la misma el tallo.

Muchas de las más de 675 especies de plantas carnívoras que hay en el planeta tienden trampas pasivas. Una grasilla del tamaño de un bollo muestra erizados pelos pegajosos que atrapan a los insectos hasta el momento en que los jugos digestivos de la planta hacen su trabajo. Si analizamos su nombre, puede habernos llamado la atención que no se denominen como insectívoras. No obstante, el término carnívoras no se debe a un fallo sino más bien, más bien, a los hábitos que ciertas de ellas tienen en la naturaleza. Y es que, en estado silvestre, hay algunas especies de plantas carnívoras que tienen la posibilidad de llegar a tener tamaños de hasta dos metros.